La madre de Marina lee, canta y habla con Marina en inglés. De hecho, Joanna, es irlandesa-española y residente en Madrid. Sólo le habla en inglés a su hija a pesar de que tiene sólo 2,5 años de edad. ¿Por qué lo hace? La razón es muy sencilla. Quiere que Marina sea una niña bilingüe. El número de residentes en España de 5 años en adelante que hablan un idioma distinto del español en el hogar se ha casi triplicado en los últimos tres decenios. Los padres como Joanna y Miguel de Alcobendas, Madrid, son una pequeña parte de la razón que lo explica. “Quiero que Marina sepa dónde nació su mamá y que sea capaz de relacionarse normalmente con su familia de Irlanda”, dice Joanna.

¿Quieres que tu hijo sea bilingüe?

Si alguna vez has pensado acerca de la posibilidad de que tu hij@ sea bilingüe, el mejor momento para comenzar es… ahora mismo. “Los niños están predispuestos naturalmente hacia el lenguaje“, dice Ana Casado, psicóloga infantil con más de 15 años de ejercicio en Madrid. “Cuanto antes se les introduce a una segunda lengua, más fácil les resulta aprenderla“. Conocer un segundo (¡o tercer!) idioma le dará a tu hij@ una ventaja laboral en un mundo cada vez más globalizado. Y esa no es la única ventaja, dice la Dra. Casado. “Cuando estos niños y niñas llegan a la edad escolar, tienden a tener una habilidad lecto-escritora mayor en ambos idiomas, así como mejores habilidades para el análisis y un mejor rendimiento académico en general “, explica.

Tanto si habla más de un idioma en su casa como si solamente desea que su niñ@ tenga una cierta exposición a un segundo idioma, aquí tiene una pequeña guía para crear un entorno multilingüe en casa.

Probar el agua: libros, juegos, música y DVDs

Empieza poco a poco mediante la introducción de libros, juegos, música y DVDs en la segunda lengua. Hasta hace poco, los científicos pensaban que la adquisición del lenguaje se basaba en la comunicación cara a cara. “Esta sigue siendo la regla de oro, pero la exposición menos directa también es beneficiosa“, dice la Dra. Casado, quien recomienda el uso de materiales de lenguaje apropiados para su edad (¡en las bibliotecas municipales encontrarás toneladas de libros y CDs y gratis!) También escuchar música en internet en lengua extranjera de forma regular. Las mismas series españolas se pueden encontrar en Internet en otros idiomas, e incluso se puede utilizar la función dual de las TVs TDT actuales para ver los dibujos favoritos en el segundo idioma.

¿Qué conseguiremos con esto? exposición, exposición, exposición

La comprensión básica. “Aprender un idioma es una cuestión de repetir una exposición de buena calidad“, dice la Dra. Casado. “Si una familia lee un libro a su hijo en Inglés como parte de una rutina de sueño, eso es un montón de lectura y una gran cantidad de aprendizaje durante un período prolongado de tiempo.” Si se genera el hábito, este tipo de exposición ayudará a los niños a aprender a decir algunas palabras y entender sus significados.

Empezar a nadar: inmersión lingüística

Además de utilizar material en lengua extranjera, procura contar con los servicios de una au-pair anglosajona, busca una guardería bilingüe y procura quedar para jugar con otr@s niñ@s de familias bilingües. Joanna trabaja en una multinacional y habla con sus compañer@s de trabajo para conseguir au-pairs. Para otros padres, la búsqueda de au-pairs puede requerir la ayuda de una agencia. La hija de un compañero de Miguel va una escuela Montessori en la que está asentando las bases del bilingüismo de su pequeña. “Buscar programas de inmersión apropiados depende mucho de dónde se viva,” dice Ana Ucendo, Directora de Programas de Inglés en la Urba;), una empresa de Madrid especializada en el aprendizaje de Inglés a partir de los 5 años.

¿Qué conseguiremos con esto? producir en inglés

Los resultados irán desde el reconocimiento de la lengua cuando se habla hasta tener capacidad de tener pequeñas conversaciones informales. Cuanto más tiempo pase el niño o niña con la au-pair o en la guardería bilingüe, mayor será su nivel de aprendizaje. “Todo depende de la cantidad y la calidad de las exposiciones al idioma que consigamos para la niña o niño,” dice Ana Ucendo.

Atreverse a bucear

A partir de los 5 años, hay que intentar que sólo se hable en casa la segunda lengua durante el mayor tiempo posible. Para muchas familias, la inmersión significa que en el hogar el padre habla siempre en un idioma y la madre en el otro. Marina, la hija de Joanna y Miguel de dos años y medio, ya le pide fruta a su madre en inglés pero comienza a hablar a su padre en Español. Este verano verá como algo absolutamente natural que todos sus primos de Limerick le estén esperando para jugar con ella… ¡en Inglés!

Cuando esto no es posible y papá o mamá no son nativos, el contacto regular en el propio hogar de forma habitual supone un gran avance. Nosotros lo estructuramos de forma lúdica, para que los niños no perciban que están ante una “clase” al uso. Esto, junto al el hecho de darse en un entorno distinto al de un aula (su casa, su urbanización…) y más aún, el hecho de compartirlo con sus amigos, es absolutamente enriquecedor como nos demuestran los resultados obtenidos en los últimos 6 años en Inglés en la Urba ;), dice Ana Ucendo.

Las bases para que un niño sea bilingüe

Las bases para un niño o niña bilingüe, con paciencia y con el paso del tiempo. No se preocupe si su peque no habla bien ninguno de los idiomas en un primer momento. Si su niña o niño está expuest@ a los dos idiomas en buena cantidad y buena calidad y de igual forma, será capaz de desenvolverse bien en uno u otro idioma nada más empezar en el cole.

En aguas profundas: el inglés y el colegio

Ya en el colegio, dependiendo del nivel de bilingüismo real que se alcance en éste, su niño o niña progresará de forma espectacular. Entendiendo que en el cole se puede hablar indistintamente en uno u otro idioma y que en casa ocurre lo mismo, interiorizará de forma natural que es bilingüe y que puede y debe aprender y expresarse en ambos idiomas. Los viajes al extranjero, la tierra natal de su Madre o Padre ayudarán a darle sentido a su habilidad, al igual que los viajes que se organicen en el cole a campamentos de verano en EEUU o a campamentos de verano en Inglaterra. De los 10 años en adelante, disfrutar de un Campamento de Verano en el extranjero e incluso comenzar a adquirir el tercer idioma de algunos de sus amigos y amigas internacionales y visitarles más adelante en sus países y recibir sus visitas, se convertirán en experiencias normales de una chica o chico con habilidades naturales para los idiomas.

¿Qué conseguiremos con esto? Niños bilingües

Un/a adolescente 100% bilingüe capaz de comunicarse y poder desenvolverse en la mayoría de países del mundo, con la mente abierta y predispuest@ a hacer amig@s en cualquier parte del mundo… ¡un/a habitante aventajad@ de la aldea global!

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete y no te pierdas nada

* Obligatorio



 


¡comparte en Redes Sociales!