Alejandra Vallejo-Nágera (Madrid, 6 de mayo de 1958)estuvo  en la “II Jornada sobre Educación para el Bienestar de la Infancia” del British Council School en Madrid hablándonos sobre el temperameno de los niños. Alejandra es una escritora, profesora universitaria y divulgadora científica española, hija del psiquiatra y escritor Juan Antonio Vallejo-Nágera. Licenciada en Ciencias de la Educación y en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, ha sido directora de comunicación en empresas multinacionales, profesora de Psicología Publicitaria en la Facultad de Ciencias de la Información y profesora en el departamento de Psicología y Psiquiatría de la Facultad de Medicina. Es colaboradora habitual en prensa, radio y televisión y forma parte del equipo investigador del Instituto de la Felicidad fundado por Coca-Cola.

La personalidad de los niños

Basándose en los estudios de Sonja Lyubomirsky de los que ya os hablamos en el post “La felicidad depende de nosotros mismos” , nos contó cómo la felicidad de nuestros hijos (y la de todos en general) depende en un 50% de nuestra carga genética, un 40% depende de la educación e inteligencia y sólo un 10% de las circunstancias. Según esto, la mitad de lo que somos la compone nuestro temperamento y esa carga genética define nuestra personalidad que es nuestra “forma de ser, de pensar, de sentir y actuar”.

El temperamento

Alejandra nos explicó que el temperamento es “nuestra forma de reaccionar al primer estímulo, lo que salta cuando estamos bajo presión” y nos animó a los padres y educadores a respetar esa carga genética de cada uno de los niños haciendo un esfuerzo por comprender cuando ésta es distinta a la nuestra. Los dividió en 4 tipos de temperamentos que nos pueden ayudar a comprender a nuestros hijos o alumnos:

 

Temperamentos Alejandra Vallejo-Nájera - Lara GO!

 

El temperamento sanguino

Son niños a los que la sangre les corre rápido, tienden a sonreír y a jugar con muchos juguetes pero poco tiempo con cada uno. Evoluciona en un adulto cambiante, curioso,  al que le gusta viajar y conocer clientes. Busca la novedad y no le gustan los líos o enfadarse.

La parte buena es el optimismo y la mala es su tendencia al escapismo, a no rematar, a la infidelidad…

El consejo de Alejandra es: “no lo atrapen, no lo encierren, déjenle libre”.

 

El temperamento colérico

Son niños con un llanto irritativo, con tendencia resolutiva, toman decisiones y saben a dónde van. Son de energía rápida, solucionan problemas y son extrovertidos. Son niños difíciles en casa por su tozudez pero en el colegio tiene un sentido de la justicia inmenso y suelen mediar en los conflictos.

Tienen un sentido tribal de la familia, amigos, grupo, empresa pero la parte mala es que suelen ser tiranos y dictadores.

Alejandra aconseja siempre decirles la verdad porque necesitan saber a qué atenerse.

 

El temperamento melancólico

Es el temperamento más sensible y suelen tener un llanto largo. Sus sentidos reciben el triple de información y busca la armonía, crear belleza y conectar con la sensibilidad de los demás.

Nos sugiere evitar tratarles con dureza pues no soportan las formas ordinarias, respetar que no resuelva los problemas rápido y que tengan sus apegos.

 

El temperamento flemático

Es el niño que siempre está bien, que no discute. No interviene en los conflictos pues les gusta estar cómodos. Es adaptativo, tranquilo pero la parte mala es que está de espalda a los problemas y tiende a no proponer ninguna solución. Son procastinadores naturales y evita cualquier tipo de intervención.

Alejandra nos propone animarle a resolver sus problemas con apego, con confianza y dejarles que avancen con tranquilidad.

 

Desde Lara GO! estamos seguros de que ya habéis adivinado cómo son vuestros hijos o alumnos pero ahora volved a pensar ¿en qué categoría estáis vosotros?.

¿te ha gustado este artículo? suscríbete a nuestra newsletter:



¡comparte en Redes Sociales!