fbpx
  • viajes con americanos

Viaje de voluntariado al extranjero con americanos

¿Qué es un viaje de voluntariado y aventura al extranjero con americanos?

Es un programa en el cual se combinan periodos en lo que haces actividades increíbles como rafting, descender una catarata, hacer trekking hasta el campo base del Annapurna (y muchas más cosas que nunca pensarías que serías capaz de hacer) con realizar un voluntariado con americanos. 

Es la combinación ideal ya que muchas veces el voluntariado no es una experiencia sencilla por lo que las actividades de aventura que realizas con tu grupo determinan el apoyo que os tendréis que dar los unos a los otros. La duración del programa varía y los destinos también pero siempre vas a encontrar aventuras increíbles y probablemente sea una de las mejores experiencias de tu vida.

¿Cómo es el día a día?

El día a día suele comenzar pronto en el lugar donde hagas el voluntariado. Al levantarte, puede que desayunes en tu nueva casa con tu host family o puede que desayunes en un comedor con el resto del grupo. Durante la mañana trabajaréis en diferentes proyectos como construir unas clases en un colegio, diseñar y pintar un mural, ayudar a los niños con sus deberes… Siempre habrá un descanso para mantenerte hidratado y para comer un snack.

En el medio día comeréis todos juntos (cabe la posibilidad que vuestras familias os tengan que traer o bien daros por la mañana vuestra comida). También puede ser que tengáis ayudantes que os preparen la comida. Tras unos minutos de descanso volveréis al trabajo hasta la hora de la merienda. Cada día, al finalizar el trabajo, os reuniréis para hablar sobre el día y los posibles conflictos que hayan surgido en el proyecto. Es un buen momento para relacionarte con tus compañeros y escuchar con atención cómo se sienten.

Normalmente, sobre las seis de la tarde ya tendréis que estar en casa, hasta este momento podéis visitar a vuestros amigos o estar juntos por la aldea (siempre un mínimo de 2-3 personas) . Tras llegar a casa os recomiendo que paséis tiempo con vuestra host family, a pesar que sea a veces dificultoso por el lenguaje y por la diferencia cultural, es la mejor forma de establecer una buena relación con ellos. Te tienes que involucrar. Al final dará frutos y crearás un vínculo único con ellos.

Reunión de equipo

¿Con qué estudiantes viajabas? ¿cómo eran?

Los compañeros, todos americanos,  suelen ser personas interesantes y con ambiciones en la vida, no cualquier persona hace un voluntariado y menos internacional. Siempre puede haber alguna excepción, puede que haya alguien que al principio tenga una visión negativa del viaje. Lo más importante es saber respetaros como grupo y poner todos de vuestra parte. Al convivir con un grupo de “desconocidos”, de una cultura diferente a la vuestra, muchas veces hay que ceder. Pero las relaciones en este tipo de viajes se suelen forjar muy rápido y probablemente después de la primera semana ya seáis un grupo unido.

Los compañeros rondan entre los 14 y los 19 años. Un consejo que os doy es que no juzguéis, esperad, muchas veces la persona que parece que menos se parece a ti acaba siendo tu mano derecha y tu apoyo durante el viaje. Sobretodo a la hora de ser parejas en la estancia en la casa, ya que tu pareja será elegida por los monitores. Yo me sorprendí ya que la persona con la que menos relación tenía acabó siendo fundamental para mi y aprendimos a convivir juntas perfectamente. Probablemente sea con quien mantengas una relación en el futuro. Es muy importante hablar, comunicarse ya que la convivencia a veces es difícil y sobretodo en ciertas condiciones. Es importante que os apoyéis en los momentos de debilidad.

¿Te resultó fácil hacerte con el grupo?

El tipo de amistades y de grupo que se forma en este tipo de viajes de voluntariado es algo único. La duración del viaje no es mucha, como máximo seis semanas, pero acabáis como si os conocieseis de toda la vida. Ya que es una experiencia muy intensa tiendes a compartir tus sentimientos, tus miedos, tus ambiciones… Esto también es fomentado por los monitores con las actividades que proponen.

Es un viaje con momentos difíciles en el que no tienes prácticamente comunicación con tus seres queridos por lo que compartes con la persona que tienes al lado. En algunas ocasiones ayuda mucho escuchar los consejos de alguien ajeno a tu vida en casa. También cabe mencionar que el objetivo del viaje es que seas tu mismo en esencia, tus preocupaciones del día a día se apartan a un lado, por lo que muchas veces no solo descubres a verdaderos amigos sino que te descubres a ti mismo.

Puede que la primera semana sea un poco incómodo convivir con personas que no conoces de nada pero hay que ser paciente, no pasará más de una semana para que la dinámica del grupo fluya. Mi consejo es hablar con las personas continuamente aunque a veces de un poco de vergüenza, exprésate ya que probablemente ellos y ellas se sientan igual de nerviosos que tú.

Amistades para toda la vida en los viajes de voluntariado con americanos

¿Tuviste problemas con el inglés?

Para mí el inglés no fue un problema. Si que es verdad que es una carga añadida ya que hablar constantemente en inglés cansa, pero te acostumbras. Mi nivel de inglés es alto, pero si he tenido algún problema siempre me han ayudado y han intentado entenderme. Me repito, pero es importante que habléis ya que así vas practicando y aprenderás palabras nuevas. No tengas vergüenza en intentar definir una palabra que no sabes traducir, hacer mímica para que te entiendan…Realmente saber dos lenguas es un privilegio no tengas vergüenza a equivocarte. No te quedes callado por miedo. Si tu nivel no es muy alto te recomendaría un diccionario por si acaso.

¿Recomendarías un viaje de voluntariado y aventura? ¿a qué tipo de adolescentes?

Yo he hecho dos viajes: Costa Rica y Nepal. El viaje a Costa Rica fue más “light” no solo porque duraba menos sino porque la familia de acogida hablaba en español, jugaba con ventaja. Es un viaje precioso, lo recomendaría a alguien que se esté iniciando en este mundo de los viajes de aventura y voluntariado. El viaje a Nepal a parte de durar más, incluye el trekking al Campo Base del Annapurna y el idioma es una barrera entre la familia de acogida y los alumnos. Definitivamente las condiciones de vida son más duras. Yo recomendaría un proceso gradual, el viaje a Nepal es para un viajero o viajera un poco más experto y preparado. Por el tema del trekking recomendaría que os preparéis físicamente los meses previos, es duro físicamente.

Los viajes de aventura y voluntariado en general se lo recomiendo no solo a los adolescentes con muchas aspiraciones y ambiciones sino también a aquellos que no saben hacia dónde guiar el siguiente curso, su vida en España, que necesitan despejarse o encontrarse. Sobretodo hay que tener ganas de ayudar y de vivir nuevas experiencias. Para viajar a estos lugares en estas condiciones debes tener la mente abierta, estar preparado a que no todo es pasarlo bien, y definitivamente ser respetuoso con las diferentes culturas. Yo recomendaría mucho estos viajes.

¿Repetirías? ¿harías tu tercer viaje de voluntariado y aventura al extranjero?

Claro que repetiría, la mejor sensación es volver la vista atrás y recordar todos los momentos vividos. Muchas veces me encantaría pulsar un botón y aparecer en medio de Nepal o de Costa Rica, retroceder el tiempo atrás y vivir una semanita del viaje para desconectar. Aprecio muchísimo estas experiencias y guardo el recuerdo con mucho cariño. Todavía continuo en contacto con la familia del primer viaje a Costa Rica, siempre tengo los viajes presentes en mi día a día.

Qué tres cosas aprendiste con la experiencia de hacer voluntariado

Las tres cosas principales que aprendí con estas experiencias fueron:

-Vas a un voluntariado con la idea de ayudar a personas que verdaderamente lo necesitan pero poco a poco descubres que son ellos quienes te ayudan a ti, siempre te ofrecerán lo que tienen, no lo que les sobra. Te pondrán a ti como prioridad a pesar de tener muy poco y te ofrecerán un amor muy puro. Ayudando a los demás te ayudas a ti mismo.

-Muchas veces en la vida no se trata de pasarlo bien, la felicidad cuando lo pasas bien es muy efímera. Cuando tienes obstáculos y los superas es cuando encuentras la felicidad más permanente. No siempre te vas a divertir pero es en los momentos difíciles donde te encontrarás a ti mismo.

-La forma de vida simple llena más que una vida llena de apariencias, objetos materiales… Estamos acostumbrados a vivir en una zona del mundo en la que somos muy ambiciosos y no somos felices;  sin embargo, muchas personas son capaces de ser muy felices con muy muy poco. Después de estar un par de semanas viviendo en este estilo de vida sencilla te despreocupas de muchas cosas que antes parecían una montaña y ahora te parecen un grano de arena. Aprendes a diferenciar lo realmente importante de lo que no lo es.

Lo mejor de una experiencia así

Lo mejor de una experiencia así es que es tan intensa que su acción en ti dura bastante, durante el año recordarás lo que aprendiste durante el viaje. Esto es beneficioso tanto como para tu vida personal como para tu vida escolar y académica. Ya que los valores que aprendes son transferibles y válidos en cualquier aspecto. No hay que olvidar las amistades que haces, continuamente hablo con mis monitores y mis compañeros, se han convertido en personas relevantes en mi vida.

Esta es la cara que se le ha quedado a Catalina después de su segunda experiencia de voluntariado en el extranjero con americanos, ¡GRACIAS CATALINA POR COMPARTIR ESTO CON NOSOTROS! 🙂

By |2019-02-10T20:25:38+02:00febrero 10th, 2019|Campamentos en EEUU|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.