La participación de los padres, vital para una educación exitosa (y 5 consejos que te ayudarán)

Enseñar es dejar huella en la vida de una persona y los padres no podemos permitirnos dar un paso a un lado y no participar colocando sobre los hombros de la escuela la responsabilidad de la educación. ¿Cómo podemos hacerlo? Hemos de participar sin dudarlo en las actividades de nuestros hijos y recorrer juntos su camino. Es un hecho: el control de los trabajos y los deberes del colegio y  la obtención de hábitos lectores dentro del hogar, son claves para el rendimiento de los niños en la escuela.

No basta con apuntar a nuestros hijos a los programas en el extranjero para aprender inglés, como los campamentos de verano en Estados Unidos. Hemos de implicarnos de manera efectiva y personal en el día a día. ¿La clave? La paciencia. Recuerda que la educación de nuestros hijos es una carrera de fondo.

Los seis fallos del sistema educativo

A nadie se lo oculta la necesidad de realizar mejoras en ciertos aspectos del sistema educativo. Pero, ¿sabes cuáles son los mayores errores que nos toca padecer en España? Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los seis mayores desaciertos del sistema español son: la tasa de abandono (la más alta de la UE), la elevada tasa de repetición, el escaso rendimiento del dinero invertido, los resultados mediocres de los alumnos, la falta de adaptación del sistema educativo a la realidad del mercado, y la desmotivación de los profesores.

Pero no podemos usar esto como excusa. La implicación de los padres es vital y tiene consecuencias probadas en las notas de los niños. Los resultados académicos son fruto también de un ambiente familiar donde se favorezca el diálogo, se realicen actividades en común y se supervisen las tareas del colegio.

No es esto lo único que podemos hacer: participar en las reuniones de alumnos, el contacto con los profesores y la conexión con el centro de estudios son actividades que no debemos dejar caer en saco roto. ¿Para qué? Para encontrar de ese círculo virtuoso que pueda ayudar a nuestros hijos.

¿Cuál es el perfil de la familia comprometida?

Hay dos tipos de familias, ¿cuál de los dos quieres ser tú?:

  • Las familias comprometidas con la formación y los colegios: participativas, colaboradoras y muy implicadas en la motivación de los niños. Suelen tener un mayor nivel de estudios, con libros en el hogar y con un mayor presupuesto dedicado a la educación de los pequeños.
  • Las de los padres poco comprometidos: con un escaso sentimiento de pertenencia al centro y con escasa comunicación con sus hijos. Suelen ser más jóvenes y es habitual que tengan menos nivel de estudios.

5 consejos para involucrarte en los estudios de tu hijo

  1. Conoce a los profesores y asiste a las reuniones del comienzo de año. Infórmate de los planes y los objetivos del curso.
  2. No te pierdas los partidos y los conciertos que organice el centro. Las exposiciones y las galas que organicen los compañeros de tu hijo son de obligada participación.
  3. Estate atento a la información que envíe el colegio y comparte tus ideas con otros padres. Propón la creación de grupos de música o equipos de deportes y participa en programas de tutoría que podrían beneficiar a su hijo.
  4. Asiste a las reuniones de padres, son una gran oportunidad de compartir visiones con otros padres y de trabajar juntos para mejorar la escuela.
  5. Ofrécete como voluntario en el colegio. Puedes ayudar a los profesores en visitas guiadas, dar conferencias o ayudar en clases de refuerzo.

Ya sé lo que me vas a decir: que no tienes tiempo y que bastante tienes con cumplir en el trabajo de lunes a viernes. Es verdad. Pero es suficiente con que cada día encuentres unos minutos para preocuparte por lo que tus hijos han aprendido en la escuela y para reforzar los mensajes de los profesores y los contenidos que estén aprendiendo. ¡Recuerda que la educación de tus hijos es fruto de la huella que tú dejes en ellos!

 

By |2018-03-16T17:42:24+00:00marzo 2nd, 2018|Campamentos en EEUU|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.